El famoso «Logo»

Siendo sinceros, no podemos obviar que la palabra «logo» o «logotipo» es una de las terminologías más utilizadas en este mundillo.

El diseño gráfico es una disciplina que poco a poco se ha ido materializando como una actividad profesional de gran impacto, y mientras más crece, más necesario es contar con un abanico de conceptos para ordenar este universo creativo.

Cuando hablamos de logotipo pensamos que todo elemento gráfico o visual que representa a una marca, es un «logotipo», y esto no es del todo cierto.

También existe el mal concepto de que marca es lo mismo que logotipo. Pero de esto hablaremos en otro post.

El logotipo se refiere en realidad a la representación gráfica de una marca que emplea únicamente elementos tipográficos.

Así pues, dentro de las representaciones gráficas de una marca existe el logotipo, el isotipo, el imagotipo y el isologo.

Claro está que si estas buscando estos servicios por internet lo que tecleas es «logotipo», y no estas palabras tan raras que bien servirían para un trabalenguas. Es por eso que muchas veces nosotros también utilizamos de forma incorrecta este término, todo sea en pro de una buena comunicaciones con nuestros clientes 😉

Pero como el saber no ocupa espacio, queremos compartir contigo estos conceptos para que puedas enfocar tu proyecto de forma más clara.

¡Comenzamos!

Logotipo:
Como hemos explicado antes, es la presentación gráfica de una marca compuesta exclusivamente por elementos tipográficos.
Generalmente se trata del nombre de la marca o su abreviatura.

Isotipo:
Es la representación gráfica de una marca empleando un símbolo o ícono.
Es más utilizado por marcas reconocidas.

Imagotipo:
Es la representación gráfica de una marca que combina ícenos o símbolos, con tipográfica.
Sus elementos pueden ser empleados y distinguidos por separado.

Isologo:
Es la representación gráfica de una marca que conjuga un ícono o símbolo, con tipografía.
Sus elementos son inseparables.

Y tú, ¿que forma gráfica le quieres dar a tu proyecto?